12 octubre 2015

Fernando Echavarría: "Quiero morir cantando"

Fernando Echavarría
Fernando Echavarría, de 62 años de edad, falleció minutos antes de presentarse en Escenario 360

José Antonio Aybar F.
aybarjo@gmail.com

"Quiero morir cantando, la música ha sido mi vida y es mi pasión", fueron las palabras premonitorias del cantautor Fernando Echavarría cuando lo entrevistamos en el programa "Vacilando la tarde" el pasado año.

Promovía entonces uno de sus tantos conciertos y en esa conversación, animada, como de costumbre, habló de los inicios del fusón, su mejor creación que, como nos dijo ayer Pachy Carrasco, “murió con él”.

El padre del fusón, ritmo que lo convirtió en uno de los ídolos musicales de la cambiante década del 80, murió la noche del sábado antes de su actuación en Escenario 360, sin darse cuenta de que allí se cumpliría su premonición.

El telón bajó y las luces que formaron parte de sus tantas noches de éxitos se apagaron antes de que el intérprete de "Qué pena" se entregara al público con la pasión con que lo hizo tantas veces.

Fulminado por un infarto, el corazón del líder de La Familia André dejó de latir antes de su llegada a la clínica Abel González, donde fue llevado por su manager, amigo y confidente de muchos años, Guicho Pichardo.

Pichardo recordó que el sábado en la tarde, luego de la prueba de sonido, invitó a Fernando a comer, pero éste le dijo que lo haría más tarde.

"Eran las 4:00 de la tarde cuando le dije ‘Fernando vamos a comer’, me dijo que no, que lo haría más tarde. Ahí lo dejé en una mesa con René Geraldino y con Juan Carlos Gómez, que era como su hermano, estaban riéndose, haciendo cuentos", reveló Guicho.

El exitoso artista sufría de diabetes desde hace varias décadas, enfermedad que le había afectado un gran porcentaje de su visión.

Pachy Carrasco, quien trabajó con el fenecido músico desde finales de los 80 hasta la fecha, lamentó su muerte y aseguró que fue como un padre para él. "Conocí a Fernando cuando yo tenía 18 años y desde entonces me mantuve junto a él hasta la hora de su muerte, fue un padre para mí. Era un artista disciplinado, muy recto a la hora de trabajar, nos dio muchos consejos y nos protegió muchísimo", recordó.

El músico que acompañó a Fernando en su último concierto presentado hace una semana en la isla de San Andrés, sentenció que con su muerte también murió el fusón.

 "Aunque otros lo hicimos, con otros elementos, y otros lo seguirán haciendo, será otra cosa, porque con él murió el fusón, definitivamente", aseguró Pachy.

Sus restos

Los restos del intérprete de "Marielena", "De Oro", "Pato Robao", "Dónde e' que e'", "Morena", "Qué pena", y otros, son velados en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, desde el mediodía de hoy.

Su hija Madiana Andrea llegó ayer desde Miami, donde reside y se espera la llegada, esta noche, de Fernando Andrés, su otro hijo que reside en Japón, para determinar cuándo, dónde y a qué hora serán sepultados los restos de su padre.

Familia André
 
En 1981  siete estudiantes de diferentes universidades se reuniron en la casa materna de Fernando Echavarría, en la calle Caonabo No. 20 de Gazcue y allí surge la agrupación como una idea de Fernando Echavarría, quien para entonces estudiaba arquitectura en la Universidad Pedro Henríquez Ureña -UNPHU-. 

En  1986  Fernando le da nombre a su creación y queda plasmado en el disco “Caribe fusón”, álbum considerado por él como punto de partida de este ritmo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido, te invitamos a dejar tu comentario. Eres libre de opinar, pero en el marco del respeto.