03 agosto 2015

Yiyo contradice a Sexappeal

Desde la izquierda, Joseph Tavárez, Yiyo Sarante, Arisleyda Villalona y Frederick Martínez "El Pachá".
Avanza el proceso para visado a Estados Unidos “al público que no se preocupe, pronto estaremos por allá”, dijo el salsero en Pégate y Gana con Pachá


Desde su pegada en el género salsa la popularidad de Yiyo Sarante no ha bajado, y su música toca buenos niveles internacionales, pero hasta el momento no ha podido materializar el hecho de que los dominicanos en Estados Unidos, sobre todo en la ciudad de Nueva York disfruten de su arte en vivo y directo.

Hablando con Frederick Martínez, Arisleyda Villalona y Joseph Tavárez en Pégate y Gana con Pachá, Yiyo Sarante se define como un consejero de sus compañeros intérpretes en el género salsa del que muchos asegura que están muy divididos entre ellos.

“Eso no es mi caso, no sé si es el caso de los otros compañeros, sabes que yo soy un consejero, yo sé indicarle canciones a los compañeros, tal canción te queda bien a ti, porque cuando un compañero pega una canción todos nos beneficiamos y soy de los que digo que esto da para todos. Yo no puedo estar en Ocoa y en Dajabón al mismo tiempo, mientras yo estoy en Ocoa, mi hermano Chiquito puede estar en Dajabón, Davicito puede estar en Santiago, no podemos comernos el pastel sólo, para no empalagarnos”, destacó el artista.

Recientemente el salsero Sexappeal dijo que no hay unión entre los salseros dominicanos, pero Yiyo, asegura que como muestra de su buen trato y compañerismo está haciendo un tema en el que invitará a varios de sus colegas como muestra de unión.

“Yo estoy haciendo un tema, anoche hablé con Sexapeal, ya Alex Matos montó su voz, yo monté la mía, está el Futuro de la Salsa, va a estar Pakolé, estará Davicito (Kada) y estaremos todos juntos y creo que ahí se va a derrumbar eso de que nosotros no estamos unidos”, dijo Yiyo al meridiano sabatino de Color Visión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido, te invitamos a dejar tu comentario. Eres libre de opinar, pero en el marco del respeto.