26 agosto 2015

¡Ay! Los arjonianos

TESTIGO
José Antonio Aybar F.
aybarjo@gmail.com
 
Los arjonianos han inundado mi correo electrónico con términos y epítetos que pretenden ofenderme, debido a la publicación que hiciéramos ayer sobre las actitudes de los antiarjona, lo cual indica que no entendieron el contexto del artículo. Normal.

Diría un anti que no es extraño, pero no llegaré a tanto.

Nos resistimos a creer que los arjonianos asumen la misma actitud que gente del entorno de Ricardo Arjona, en particular su asistente personal, una puertorriqueña llamada Natalia Monllor, a quien no le va bien el papel anti prensa que ha asumido.

Ya varios colegas han visto el accionar de Monllor, quien cuida como toda una guarura al señor Arjona, con un celo que raya en lo enfermizo.

Recuerdo mi primer contacto con el intérprete de “Si el Norte fuera el Sur”, un tema de corte político, anti imperialista y crítico de las desigualdades propia de gente intolerante. Y remarco este último término cuando pienso en el artista.

El cantautor fue contratado para la inauguración de Telemundo dominicana en un acto que se llevó a cabo en el Teatro Nacional Eduardo Brito.

Para el día de su llegada al país el doctor Julio Hazim nos encomendó recibirlo en el Salón de Embajadores del Aeropuerto Internacional de las Américas José Francisco Peña Gómez, en representación del canal y, además, realizarle una entrevista para la Revista 110.

Era la primera entrevista de un periodista dominicano a Ricardo Arjona, que, en honor a la verdad, se dio en un ambiente cordial, propio de un artista que busca su colocación y para ello está dispuesto a responder todas las preguntas que se le hagan.

No negaremos que la impresión que nos llevamos es de haber entrevistado a un artista parco, no abundante en sus respuestas y con cierto dejo de egocentrismo.

La entrevista terminó de manera cordial, con un apretón de manos.

En ese momento nos dimos cuenta que estábamos frente a un artista que andaba en busca de su espacio, y que para lograrlo estaba dispuesto a imponerse por encima de los códigos que manejaba la industria.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido, te invitamos a dejar tu comentario. Eres libre de opinar, pero en el marco del respeto.