08 junio 2015

Fundador de Jazztel introduce Gramofon en Midem

Martín Varsavsky muestra Gramofon en su oficina.
Cannes. Francia. EFE. El fundador de Jazztel y consejero delegado de la red wifi global Fon, el hispano-argentino Martín Varsavsky, presentó hoy en el MIDEM de Cannes, la gran cita del sector musical, su último proyecto, Gramofon, un dispositivo que transforma cualquier equipo de audio en un reproductor wifi.

Invitado como ponente a las prestigiosas Midem Talks, una serie de charlas en torno al estado de la industria, Varsavsky razonó su idea partiendo de una cuestión: "¿Por qué el vídeo envejece tan mal y, sin embargo, los antiguos sistemas de audio siguen proporcionando un buen rendimiento?".

Tras esa constatación, que ejemplificó con humor al criticar el común empeño de conectar los smartphone a desfasados equipos de sonido, el emprendedor se planteó la posibilidad de diseñar "un gadget capaz de rescatar los viejos sistemas de audio".

Tras reunir 315.000 dólares (unos 281.000 euros) en 2014 gracias a una multitudinaria campaña de crowdfunding en la plataforma Kickstarter, el padre de Jazztel o "Ya.com" se propuso combinar su afición por la música con otra de sus aventuras empresariales, la red Fon, presente en 15 millones de hogares.

"Sabía que los mejores equipos de sonido del mundo no estaban conectados a internet de un modo eficiente", reconoció Varsavsky, antes de confesar que siempre se había sentido "intrigado" por la posibilidad de controlar el funcionamiento de una vivienda a través de un smartphone.

Martín Varsavsky en el Midem.
De ambas frustraciones nació Gramofon, una suerte de "pequeño ordenador" que, conectado a un dispositivo de audio, da señal wifi a todas las personas que se hallen en una casa y les permite elegir la música que suena en cada estancia.

El invento, "diseñado para los salones del siglo XXI", se sustenta en la idea de "casa inteligente", dotada de wifi y con "objetos en línea" y el salón como espacio físico de encuentro y ocio.

Se trata, precisó mientras distribuía entre el público algunos ejemplares, de "un regreso a la dimensión social" de los primeros tiempos de la música.

"Me parece alienante usar unos cascos para escuchar música en casa, cuando la música está en realidad pensada para un disfrute en sociedad", agregó Varsavsky, quien también ejerce de profesor en la Universidad de Columbia.

Además de poseer un mayor radio de alcance y permitir conexiones simultáneas, Gramofon potencia el consumo legal de música al nutrirse del catálogo de la plataforma de escucha en línea Spotify, una condición que exige al usuario registrarse como cliente de pago del servicio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido, te invitamos a dejar tu comentario. Eres libre de opinar, pero en el marco del respeto.