13 junio 2015

Exconejita de Playboy revela secretos oscuros de la mansión

Holly Madison
Holly Madison escribió un libro en el que cuenta que hasta pensó en quitarse la vida

Parece que no es todo lujo y diversión en la famosa mansión de Playboy.
Una de sus exconejitas, Holly Madison, decidió revelar las desdichas que vivió al lado del magnate Hugh Hefner, entre ellas, que pensó en el suicidio.
“Estaba bañándome y pensé en sumergirme en el agua y dar una bocanada. Terminaría con todo”, confiesa Madison en su autobiografía “Down the Rabbit Hole: Curious Adventures and Cautionary Tales of a Former Playboy Bunny” (En la madriguera del conejo: aventuras y desventuras de una conejita Playboy), la cual se lanzará al mercado este 23 de junio.
La modelo, que fue una de las novias oficiales de Hefner y curiosamente la única que no firmó un contrato de confidencialidad, se mudó en el 2001 a la mansión hasta que en 2008 decidió irse mientras estaban grabado el reality show ‘Girls of the Playboy Mansion' porque, según ella, estaba harta de aparentar que estaba encantada con esa vida.
holly madison
Madison, quien también reveló que fumaba marihuana y bebía alcohol durante los años que residió en la casa, asegura que el rico director de Playboy manipulaba a todas las chicas y solo las veía como objetos de su posesión.
“La mayor diversión de Hugh era hacernos conspirar las unas contra las otras para que nos peleáramos”, confiesa la ahora esposa y madre de una niña.
Holly Madison y Hugh Hefner.
PELEA DE CONEJITAS
De hecho, aunque ante las cámaras del reality Madison y Kendra Wilkinson parecían las mejores amigas, en la vida real ambas modelos no se soportaban.
En un extracto del libro, publicado en el portal Us Weekly, la actriz señala que su excompañera era una jovencita hipócrita que sólo estaba interesaba en el dinero y los lujos.
“Traté de ser su amiga, pero he conocido tres diferentes Kendras desde la primera vez que la vi”, asegura Madison en su libro.
Según la modelo, Wilkinson se autoproclamó como la novia principal del magnate Hugh Hefner, por lo que exigió la habitación más grande de la Mansión Playboy, un auto nuevo y dinero para arreglarse los dientes.
Holly Madison, Hugh Hefner y Kendra Wilkinson en una fiesta de Paris Hilton en Privilege en el 2006.
A lo largo del show, Holly mantuvo en secreto que Kendra había trabajado como bailarina exótica, pues, según explica, al director de Playboy no le gustan las strippers.
“Ella era una novata que había logrado enganchar a un tipo viejo y cuya única preocupación en la vida era qué tan grande iba a ser su habitación”, señala la modelo en su libro.
Tras el final de la serie en 2010, las ex amigas se pelearon por Twitter luego de que Wilkinson declarara que nunca fue amiga de Madison y Bridget Marquardt, la tercera conejita protagonista del show.
“Después de eso, borré su número de mi agenda del teléfono. Kendra y yo no hemos hablado desde entonces y la verdad es que no la extraño”, declaró Holly. (eldiariodeny).
Con información de Agencia Reforma.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido, te invitamos a dejar tu comentario. Eres libre de opinar, pero en el marco del respeto.