03 diciembre 2014

Chespirito, el genio

José Antonio Aybar F.
aybarjo@gmail.com

Don Roberto Gómez Bolaños fue un genio que reflejó en cada uno de sus personajes la cotidianidad y la realidad de las sociedades donde la ausencia de las servicios más elementales empobrecen aún más a quienes menos tienen o no tienen nada.

El Chavo del 8 es su paradigma, el niño cuya pobreza lo obliga a dormir en un barril, en el centro de una vecindad espejo de todas las vecindades de la América Latina.

El Chapulín Colorado, un paladín de la justicia, pero héroe torpe del que se aprovechan de su nobleza hasta los buenos, aunque al final de cada historia no contaran con su astucia para para dar con la solución del problema. 

El doctor Chapatín, con su inseparable y misteriosa bolsa (funda) en mano, es el médico en retiro que con sus ocurrencias lleva a la desesperación a sus pacientes y nunca consigue las curas para sus males. 

El “loquito” Chaparrón Bonaparte, quien a través de sus sanas locuras refleja la genialidad de Chespirito en la psicología de sus personajes. 

El Chómpiras, el ladrón bonachón que se deja arrastrar por sus cómplices, siempre jefes, Peterete (Ramón Valdez), en una primera etapa y El Botijas (Edgar Vivar), en otra.

Personajes con un mismo ropaje: la denuncia.

Junto a Florinda Meza, su inseparable pareja, esposa a partir del 2011, tras 20 años de convivencia, Chespirito formó un dúo que enfrentó las embestidas de propietarios de canales de televisión y productores con los cuales nunca quiso compartir su talento.

Lo mismo en la política, de cuyo ejercicio preferían mantenerse alejados, aunque en alguna ocasión Gómez Bolaños se identificó con algún candidato de PAN, lo que le endosó la malquerencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Amén de esta situación ambos se manifestaban apolíticos. En 2004, cuando Acroarte los reconoció, a horas de regresar a México, le mostramos una buena cantidad de fotografías de su estadía en el país a doña Florinda para que escogiera a su gusto. Entre éstas le mostramos una de Chespirito y ella junto al presidente de entonces, Hipólito Mejía, la cual rechazó y muy amablemente nos dijo: “esa se la pueden quedar, es que nosotros no nos guardamos fotos con presidentes”.

Chespirito nos miró y con un tono muy a lo Chavo del 8, agregó: “Eso, eso!”.

Descansa en paz Chespirito.

Venezuela suspende venta deuda RD a Goldman Sachs

José Antonio Aybar F.
aybarjo@gmail.com

El gobierno venezolano habría suspendido la negociación que sostenía con al banco estadounidense de inversiones Goldman Sachs para la venta por más de $4,000 millones que República Dominicana le adeuda a la nación suramericana por el crudo suministrado a través de Petrocaribe, de la que solo habría cobrado el 41 por ciento del valor total de la misma.

La información fue revelada esta noche por el economista Emile De Boyrie en el programa "Milagros en la Z", que produce la doctora Milagros Ortiz Bosch por la estación Z 101 FM. 

"La venta puede suceder en un futuro, eso será otra cosa, pero en este momento la operación ha sido desestimada por el gobierno venezolano", dijo De Boyrie.

"La fuente informa que después del mediodía de hoy, en una decisión a nivel del gobierno de Venezuela se había desestimado la oferta de compra por parte de Goldman Sachs la deuda de República Dominicana", reiteró De Boyrie al programa.

Este lunes el periodista Antonio María Delgado dio a conocer, través de El Nuevo Herald que la transacción involucraría una ganancia de 59 por ciento para Goldman Sachs, equivalentes a $2,360 millones, a cambio del pago de $1,750 millones que otorgaría a Venezuela por las obligaciones que en agosto de este año sumaban cerca de $4,090 millones.

01 diciembre 2014

Miles rinden homenaje a Chespirito en México

Funerales de Roberto Gómez Bolaños.
MARIA VERZA

MEXICO. AP. Con flores y palomas blancas, un coro de niños y mariachis, miles de personas rindieron el domingo homenaje póstumo al comediante Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como Chespirito, quien se convirtió a través de sus personajes en ídolo de millones en Latinoamérica.

Niños, adultos y ancianos, algunos ataviados como el Chavo del Ocho y el Chapulín Colorado, sus personajes más entrañables, llegaron con una flor en la mano hasta el Estadio Azteca en el sur de la capital del país, para decirle adiós a uno de los mayores humoristas de la historia reciente de México, cuya influencia superó fronteras para marcar a generaciones de toda la región. "¡Se ve, se siente, el Chavo está presente!'', empezaron a corear cuando el féretro hacía su entrada a la cancha del Azteca.

Iba en una plataforma roja, protegido con un acrílico, y flanqueado por una escultura del Chavo del Ocho y otra del Chapulín Colorado, junto a varios ramos de flores blancas."¡Chespirito, Chespirito!'', "¡Chavo, Chavo!'', gritaban los seguidores de pie al paso de los restos mortales de su ídolo.

Niños disfrazados del Chapulín recibieron el féretro, que fue colocado en el centro de la cancha, donde dos fotografías gigantes de Gómez Bolaños atestiguaban el homenaje.Hacia el mediodía, la gente ocupaba cerca de una cuarta parte del estadio con capacidad para 100.000 personas, casa del Club América, el equipo de fútbol favorito del humorista. Pero después de llegar los restos, muchos se dieron por satisfechos y optaros por regresar a sus casas y ver el resto de la ceremonia por televisión.

Dos pantallas hicieron un recorrido por su vida y los personajes que creó, a lo que siguió una misa y luego la despedida más emotiva: pequeños `Chapulines' de un coro infantil que le dedicaron una canción antes de soltar decenas de palomas blancas justo cuando un grupo de mariachis comenzaba a tocar las primeras notas de ``Las gaviotas'', la canción mexicana de las despedidas por excelencia.

Su viuda, Florinda Meza, que junto a otros familiares presenciaron todo el acto, estalló abiertamente en llanto. Sus hijos, con camisetas rojas del Chapulín con un corazón amarillo y las letras CH en el pecho, contenían las lágrimas.

Sin embargo, pese la tristeza, imperó un ambiente festivo. La mayoría de los asistentes llevaban playeras rojas, el color de El Chapulín Colorado, un héroe inusual que era descrito como ``más ágil que una tortura'' y ``más fuerte que un ratón''. Y sus `antenas' poblaban muchísimas cabezas. ``Gracias por hacernos reír'' y ``Síganme los buenos'' se leía en algunos estampados en playeras que la gente portaba.

``Pensé que la gente así no se muere'', dijo Gilberto Romero, un hombre de 47 años que arribó con su esposa y sus tres hijos hasta el estadio al sur de la capital del país.   María Laredo, una mujer de 86 años, llegó con su hija Angélica Herrera de 48.

``Es muy chistoso, lo recuerdo de siempre; se lo enseñé a mis hijos'', dijo Laredo, mientras su hija añadió: ``Nos ha marcado a muchas generaciones, le gustaba a mi mamá, me gusta a mí y hasta le gusta a mi nieto que tiene tres años''.
Aunque muchas personas iban disfrazadas como personajes de Chespirito, y varios llevaban gorros como los que usaba El Chavo del Ocho, lo que más se veía eran las ``antenitas de vinil'', como las que ayudaban al Chapulín Colorado a detectar la presencia de enemigos.

``Es mentira eso que dice que sólo gustaba a gente más humilde, gustaba a todos'', dijo Judith Robles, de 25 años y responsable de relaciones públicas en un hospital de la ciudad norteña de Monterrey, mientras trataba de superar la indecisión de qué antenitas comprar.
El Chavo del 8

El féretro con los restos del comediante, escritor y guionista partió poco antes del mediodía de instalaciones de la cadena Televisa, para la que trabajó toda su vida, y después del homenaje, también organizado por la televisora, fue trasladado de nuevo allí, según informó un trabajador de la compañía que solicitó anonimato por no estar autorizado a hablar con la prensa.

La familia todavía no ha hecho público cuál será el destino final de los restos. Gómez Bolaños falleció el viernes a los 85 años en su casa de Cancún, en el sur del país, donde vivió desde 2009.

Al homenaje llegaron también algunos extranjeros, como dos primos de Cali, Colombia, que estaban de vacaciones en México cuando se enteraron de la noticia del deceso.

``Estamos bien tristes, pero bien contentos de poder estar aquí, esto es histórico'', dijo Irme de Jesús Pulgarín, de 31 años, mientras su primo Iván de Jesús Pérez grababa las porras en su celular para enviárselas a sus hijos. "Nos divertía mucho a todos desde niños'', dijo Pérez.

Pero no faltaron turistas despistados que al visitar el estadio se encontraron con el homenaje, como el francés Jonathan Janicki, de 28 años. "En cuanto llegue al hotel voy a mirar en internet quién es'', dijo el hombre. "¿Debía ser popular, no?''.

Acroarte lamenta muerte de Chespirito


Roberto Gómez Bolaños y Forinda Meza.
Fue reconocido por la institución en el año 2004

La Asociación de Cronista de Arte de la República Dominicana (Acroarte) lamentó hoy el fallecimiento del humorista mexicano Roberto Gómez Bolaños (Chespirito) y se unió al sentido pesar que embarga a doña Florinda Mesa, a la familia Gómez Fernández y al pueblo hispanoamericano que disfrutó y sigue disfrutando de su genialidad.

El presidente de Acroarte, periodista José Antonio Aybar F., recordó que Chespirito no solo representaba la máxima expresión del humor latinoamericano, sino que como talento sembró esa semilla que hoy germina en cada uno de artistas que tuvieron la oportunidad de compartir y aprender de sus conocimientos.

"Es una muerte muy sentida. Quienes tuvimos la oportunidad de compartir con él en algún momento de su existencia, como fue nuestro caso cuando fue reconocido por Acroarte junto a doña Florinda Meza, no sabríamos distinguir donde terminaba su grandeza como artista y donde comenzaba su grandeza como ser humano. Su familia, México y Latinoamérica pierden a uno de sus más importantes e influyentes artistas", expresó Aybar.

Recordó cuando en 2004 el creador de El Chavo del 8, Chapulín Colorado, Doctor Chapatín, Chómpiras, y otros personajes creados para otros, junto a Florinda Mesa permaneció en el país por una semana y nunca se mostró con ínfulas de grandeza, sino, más bien, un comportamiento de humildad que lo hacía más grande ante los ojos de quienes compartieron con él.

La figura de la televisión latinoamericana falleció el pasado viernes, a los 85 años de edad, en Cancún, Quintana Roo, donde vivió durante los últimos años con una situación delicada de salud, siempre junto a su pareja sentimental, Florinda Meza. Deja seis hijos de su anterior matrimonio.